Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

24/04/2018 - 03:06 - Madrid (España)

Carmena redobla la atención a refugiados ante la ‘inacción’ de Moncloa

Reconvierte dos edificios municipales en albergues ante la llegada de decenas de inmigrantes

“Sin esperarlo, ha habido días en los que han venido autobuses con 80, 90, 100 personas así que hemos tenido que abrir nuevos albergues”. Así resume Manuela Carmena la situación de emergencia vivida por los servicios sociales municipales que ha abierto una disputa con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. “Desde hace semanas han empezado a venir cupos importantes de emigrantes, algunos procedentes del Norte de África y otros devueltos en virtud del Convenio de Dublín (solicitantes de asilo)”, ha explicado antes de soltar la pulla que más ha enervado en el Ministerio por la posible extralimitación de la alcaldesa de Madrid en sus funciones: “Desconocemos por qué estas personas no son atendidas por los servicios estatales de migración”, ha reconocido Carmena, para incidir en que, pese a que no es su competencia, el Ayuntamiento “da cobijo a todas las personas que lo necesiten”, para que puedan dormir, asearse y desayunar.

El malestar en el Ministerio es evidente. Más aún, señalan, porque estas declaraciones se han realizado apenas 15 días después de que la delegada del Área de Gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento, Marta Higueras, se reuniera con Marina del Corral, titular de la Secretaría General de Inmigración y Emigración del Ministerio de Empleo y Seguridad Social acordando la elaboración de un protocolo de actuación conjunto. A pesar del descontento ministerial, la réplica del Partido Popular ha llegado por parte de su portavoz municipal, José Luis Martínez-Almeida, quien ha criticado las “excusas relativas a los refugiados” dadas por la alcaldesa.

En declaraciones remitidas a los medios, Martínez-Almeida ha recordado que su partido ya denunció la situación en el mes de diciembre por el “incremento exponencial” de personas que estaban durmiendo en las calles de Madrid. “Se habían incrementado en más de 1.000 personas en un único año, y ya reclamamos medidas al Ayuntamiento, pero lo que ha hecho es improvisar, no ha sido capaz de planificar que, cuando más frío hace, más plazas se necesitan en alojamientos, y no ha tenido respuesta social alguna”, ha censurado el edil ‘popular’ quien ha lamentado que la alcaldesa “se refugie en el tema de los refugiados para decir que no ha podido atender a tantas personas que están durmiendo en la calle”.

“Lamento que la alcaldesa se refugie en el tema de los refugiados para decir que no ha podido atender a tantas personas que están durmiendo en la calle”

JOSÉ LUIS MARTÍNEZ-ALMEIDA Portavoz municipal del PP en Madrid

El Ayuntamiento no acepta tal acusación y, en declaraciones a ‘La Vanguardia’ insisten en que “se están mezclando temas muy diferentes y no sabemos con qué objetivo. La ‘campaña de frío’ estaba bien dimensionada. Desde la llegada del invierno teníamos los albergues con excedente, había más plazas - 1.484 de la red estable y otras 569 específicas para el invierno- que demandantes. De hecho el Samur Social tiene un contacto recurrente y sabe quiénes son para poder atenderlos de la mejor manera posible. Lo que ocurre es que la bajada de temperaturas vivida estos últimos días ha coincidido con la llegada de otro tipo de personas con otra tipología que no tenía donde cobijarse por las noches”, insisten.

“Es decir”, prosiguen, “que a la competencia estatal de personas que el Ministerio evalúa para conocer si tienen derecho o no a la condición de refugiado, se le ha sumado una competencia de emergencia. Porque muchas de esas personas que han pedido asilo en la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) de Madrid no obtienen cita hasta cinco o seis meses después. Son personas inmigrantes en situación de tránsito que deberían tener a su disposición otro tipo de recursos facilitados por el Gobierno nacional pero que no es así. Y, obviamente, desde el Ayuntamiento no se le van a negar recursos a la nueva población, independientemente de sus condiciones particulares”.

Se trata de un escenario muy similar al registrado el pasado verano cuando el Ayuntamiento de Madrid atendió a un grupo de cerca de 80 refugiados sirios acampados en el parque de la mezquita de la M-30 antes de alcanzar un acuerdo con el Estado para su realojamiento en otras comunidades autónomas.

La guerra de cifras está servida dado que Inmigración niega la llegada masiva de refugiados. Es más, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha confirmado que “solo cuatro de los 87 casos de migrantes recibidos por parte del Ayuntamiento son solicitantes de asilo, a los que se les ha ofrecido los recursos del sistema de acogida español”. “España ha dado la talla” en el reasentamiento de refugiados al cumplir el 95 % del compromiso, y si no ha podido hacerlo con el programa de reubicación ha sido porque no hay “más personas reubicables”, ha señalado el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto.

Pero la ONG Sercade (Servicio Capuchino para el Desarrollo y la Solidaridad) ha certificado en declaraciones a la agencia Efe que son más, entre ellos menores, las personas solicitantes de asilo y de protección internacional que aspiran a conseguir el reconocimiento de refugiados. “Lo que se intenta ocultar”, reconoce a La Vanguardia un joven voluntario, es que una “parte de los inmigrantes que han pernoctado en la calle son personas que han sido expulsadas de centros de internamiento de extranjeros como el CIE de Aluche”. La disputa ya está en la mesa del Defensor del Pueblo que ha recibido varias quejas por la ausencia de recursos de calidad para el colectivo de refugiados.

Fuente: La Vanguardia / ASIER MARTIARENA 

Escrito por Vasilis Aggelakopoulos

#memolamadrid #megustamadrid #madrid #revista #españa #madrileños #refugiados 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
España