Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

08/12/2019 - 03:18 - Madrid (España)

Crece el consumo de tabaco y cannabis entre los jóvenes y el vapeo se dispara

Hay menos bebedores habituales, pero son más los chicos de 14 a 18 años que se emborrachan y se dan atracones de alcohol durante el fin de semana

La encuesta Estudis, el trabajo que cada dos años hace una radiografía del consumo de drogas por parte de los jóvenes españoles, no trae buenas noticias. El estudio, elaborado por el Ministerio de Sanidad entre 38.100 alumnos de Secundaria, concluye que se ha producido un aumento de las adicciones entre los estudiantes de 14 a 18 años prácticamente en todas las clases de sustancias analizadas salvo en la cocaína, que por el contrario se encuentra en sus mínimos de utilización históricos por parte de los estudiantes (el 0,9% en el último mes). 

Los diferentes capítulos del Estudis indican que desde 2016 ha crecido el porcentaje de fumadores, de consumidores de cannabis y de hipnosedantes, que hay más jóvenes que gastan dinero en el juego que hace dos años, y que los usuarios de cigarrillos electrónicos se han duplicado y ya han probado el vapeo uno de cada dos estudiantes. El consumo de alcohol tampoco da alegrías en esta edición, pues, aunque disminuyen los que beben con regularidad, aumentan los que se dan atracones los fines de semana. 

 

El análisis, que cuenta con datos recogidos en 917 institutos de todas las autonomías, vuelve a dejar claro que son los chicos quienes hacen un mayor consumo de todo tipo de drogas ilegales mientras las chicas destacan en las sustancias legales, como el alcohol, el tabaco o los hipnosedantes. También constata que los efectos negativos del uso habitual de estas drogas sobre los jóvenes, más allá de las lesiones para su salud, son evidentes. Son una fuente de conflictos y de altercados sociales y familiares y los más adictos tienen una tasa de suspensos, absentismo y repetición de curso que casi duplica a la media. 

De igual manera, nueve de cada diez menores asegura que, pese a estar prohibido, no tienen problema alguno para adquirir tabaco y alcohol en bares y tiendas y hasta al 68% ve fácil conseguir cannabis. 

La droga más consumida es el alcohol. La probaron en el último año el 75,9% de los jóvenes, pero solo el 58,5% la tomó en el último mes, lo que significa nueve puntos menos de consumidores habituales que hace dos años. Sin embargo, este buen dato es engañoso, porque el 32,3% de los chicos (seis décimas más) se dieron atracones de fin de semana y un 24,3% de ellos (dos puntos y medio más) se emborracharon en el último mes, un mal hábito bastante más extendido entre las mujeres. Lo que se ha producido más que un descenso de adictos es un cambio de hábitos hacia el consumo puntual y convulsivo. La mitad realizó al menos un botellón en el año.

Toda clase de cigarrillos

Las cifras del tabaco también son preocupantes. El 35% de los chicos de 14 a 18 años han fumado en el último año (tres décimas más) y un 9,8% lo hace a diario (un punto más). Las más fumadoras son las mujeres (10,3% a diario), casi un punto más que ellos. Este hábito pernicioso mantiene su aumento entre los jóvenes pese a que son más que hace dos años, hasta el 93,8%, los que conocen sus peligros para la salud. 

Si el tabaco no cede, el vapeo ha eclosionado, sobre todo entre los chicos. Uno de cada dos estudiantes de Secundaria, más del doble que hace dos años, ha usado alguna vez el cigarrillo electrónico y 14,9% lo hace habitualmente (en el último mes). Aunque la mayoría son fumadores de tabaco, solo el 9,7% lo hace para reducir su consumo o dejarlo. 

El cannabis es la sustancia ilegal más consumida por los jóvenes españoles y también la que mayor aumento de adicciones ha registrado desde 2016, con una tendencia creciente desde 2010. La han probado el 33% de encuestados (dos puntos más), el 19,3% la ha consumido en el último mes y el 2,3% lo hace a diario. El porcentaje de consumidores problemáticos es ya del 15,4% (dos puntos más) y los estudiantes lo creen menos peligroso que el tabaco. Aunque el 98% lo consume liado (porros), su uso para vapear ha subido tres puntos y medio, hasta el 5,4%. 

Mientras el uso compulsivo de internet se ha estabilizado en un 20%, gastaron dinero en juego en el último año el 24,5% de los alumnos de Secundaria, dos décimas más que en 2016. El perfil es el de un chico de edad próxima a los 18 años. La mayor parte, un 22,7% (dos puntos más), juega en presencia a loterías, apuestas instantáneas y quinielas; un 10,3% gasta en apuestas deportivas a través de internet.

Fuente: Hoy.es/Alfonso Torices

Publicado por Alejandro Juncal Garcia

#memolamadrid

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
españa