Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

16/12/2018 - 14:28 - Madrid (España)

El campeón pasa el rodillo en su estreno en la Euroliga

El Real Madrid abre la Euroliga con victoria tras barrer al Darussafaka turco en su regreso europeo

Era noche de estreno en el Palacio. Volvía el campeón y lo hacía ante el ganador de la última Eurocup, en una especie de Supercopa continental improvisada que no tardó en dejar clara la diferencia entre ambas competiciones. Porque el Real Madrid, dominador de la Euroliga el año pasado, rompió muy pronto el choque para sumar su primera victoria de la temporada en Europa. Paso inicial en el sueño de repetir título, algo que no consigue desde la década de los 60.

El puente festivo en Madrid instaló un ambiente gélido en las gradas. Fueron Llull y Randolph los encargados de elevar los decibelios y caldear los ánimos con un parcial exprés que puso arriba a los blancos en apenas dos minutos (11-2). Fluía el Real Madrid de la mano del balear, cargado de nuevo de confianza y dejando entrever aquella versión eléctrica de antes de la lesión. Su verano ha sido intenso, empeñado en recuperarse totalmente y dejar atrás de manera definitiva la pesadilla que supuso la rotura del ligamento. Ese trabajo físico y mental se reflejó ayer en la cancha, con el balear entrando de nuevo a canasta pleno de velocidad y, sobre todo, desde el perímetro. Llovían los triples del Madrid, hasta cinco en ese cuarto inicial sellado con una diana de Llull casi desde el medio del campo (25-13, min. 10). «Mandarina»marca de la casa. La mejor muestra de que el base madridista está de vuelta.

El Darussafaka trataba de contener el vendaval blanco, pero solo lo conseguía con acciones aisladas. Los turcos han cambiado mucho respecto al equipo que puso en aprietos al Madrid hace dos temporadas. Le falta calidad y le sobra juventud. Un cóctel que no anticipa buenas cosas para ellos en la Euroliga. Aun así, con un notable McCallum, se las apañaron para ir limando la distancia y obligar a Laso a pedir tiempo muerto (27-20, min. 13). Fue un bache aislado, pues la entrada de Campazzo y Reyes a la cancha volvió a revitalizar al campeón.

Un Randolph brillante

El argentino inyectó adrenalina en sus compañeros, contagiando su espíritu guerrero en defensa y marcando el camino en ataque. Las vías de agua en la línea de flotación turca eran ya evidentes, lo que ayudó a Laso a repartir los esfuerzos. Aprovechó el técnico incluso para dar minutos a Kuzmic, otro de los damnificados por las lesiones el año pasado, cuya rodilla va poco a poco respondiendo también. El dominio blanco iba a más y al descanso la distancia parecía ya insalvable (53-38).

Randolph se encargó de disipar cualquier esperanza visitante con otro inicio demoledor. El americano parece que ha recuperado la chispa y que está otra vez a su mejor nivel. Ayer, con su ritmo tranquilo, como si no le costara, terminó con 16 puntos en 20minutos. En sus manos creció la ventaja blanca hasta hacerse inabarcable para el Darussafaka, que sacó bandera blanca definitivamente cuando Llull anotó otro triple estratosféricosobre la bocina que anunciaba el final del tercer cuarto.

En el último, con el choque decidido, fue Carroll el que acaparó el protagonismo para celebrar su reciente renovación. Suyos fueron los primeros ocho puntos de los blancos, que no bajaron el pistón a pesar de la diferencia. Ambición sin límites que marca el camino hacia la conquista de su undécima Copa de Europa.

Fuente: ABC / EMILIO V. ESCUDERO

Escrito por Vasilis Aggelakopoulos

@revistamemolamadrid @memolamadridrev #memolamadrid #megustamadrid #madrid #revista #españa #baloncesto #RealMadrid #DarussafakaDogus

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.