Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

15/11/2018 - 22:27 - Madrid (España)

El futuro de España ya está aquí

La selección, después de dos victorias de prestigio y muy necesarias, celebra el cambio generacional que lideran Asensio, Saúl y Ceballos

Durante un mes habrá poco que contar de España, aparcados los compromisos internacionales hasta los duelos de Cardiff (contra País de Gales, amistoso) y de Sevilla (en el Villamarín, contra Inglaterra, en la tercera jornada de la Liga de las Naciones), programados para el 11 y el 15 de octubre. Queda, pues, hablar a modo de resumen de lo que ha pasado en estos diez días ilusionantes que se han resuelto con dos victorias de prestigio, más necesarias que nunca porque el equipo venía del trastazo de un Mundial para olvidar. Parece como si con la llegada de Luis Enrique la selección volviera a interesar, también para los propios jugadores, y se extraen conclusiones muy positivas porque los goles lo son todo. España ha cambiado de identidad y, lo más importante, por fin celebra la llegada de una promoción que garantiza un futuro de alegrías.

El mañana ya ha llegado a la selección con una serie de futbolistas estupendos, eclipsados en cierto modo por los veteranos que tanta gloria dieron. Era impensable borrar de un plumazo a los Piqué, Iniesta, Silva y compañía, pero ellos mismos han renunciado a seguir vistiendo de rojo y eso ha ayudado a que Luis Enrique pueda confeccionar un equipo sin atender a las jerarquías, aunque tampoco es el asturiano de los que se dejen llevar por las obligaciones no escritas del fútbol. De todos modos, la realidad es que en estos dos encuentros ha habido un salto de calidad evidente y el aire fresco lo aportan chicos como SaúlAsensio Ceballos.

23 y 22 años

Como España ha tenido tan buenos resultados en categorías inferiores, se daba por hecho que el relevo llegaría con los mismos trofeos que se obtuvieron en la absoluta. Se imaginó un ciclo de victorias eterno y la selección se quedó anclada en la Eurocopa de 2012, fracasando de manera estrepitosa en los tres últimos grandes torneos. Ahora, y sin que haya que volverse locos, está justificada cierta euforia por lo visto en estos dos encuentros de alto nivel y porque los chavales ofrecen un desparpajo y unas ganas que se habían perdido.

Saúl y Asensio han cargado con la selección con una autoridad asombrosa. En Las Rozas están sorprendidos por la seguridad con la que trabaja el rojiblanco, el mejor en Wembley e igualmente decisivo en Elche, con un estilo novedoso que garantiza cosas que ni se sabía que existían como el disparo desde lejos o la llegada desde atrás. Mientras, el madridista por fin tiene su gran noche con el combinado nacional, pletórico en el Martínez Valero con dos zurdazos de impacto y un repertorio de asistencias (tres) de genio. Con 23 y 22 años respectivamente, subcampeones de la Eurocopa sub 21 en 2017, levantan la mano y piden galones con osadía. Están en boca de todos.

Además, tienen algo que contagia, quizá la ilusión con la que juegan y las ganas de comerse el mundo. Como las de Dani Ceballos, otro que se merece un aplauso porque debutó en Elche con una actuación notable. Su situación, sin embargo, es complicada, pues ahora vuelve al Real Madrid y ahí lo tiene crudo para sumar minutos. Con todo, se vio que hay un pedazo de futbolista ahí, cumpliendo con lo que se dijo de él de su época en el Betis. «Es de lo que no se ve, un jugador especial y de los que no hay. Su debut ha sido buenísimo», resumió Luis Enrique, que no ha dejado de repartir piropos durante todos estos días.

El relevo de España llega, además, en zonas importantes del campo. Si se toma como referencia el equipo de Rusia, saltan Piqué (entra Nacho), Alba (se ha usado a Marcos Alonso y Gayà, también más jóvenes), Koke (Saúl ocupa su lugar), Iniesta (Thiago primero, Ceballos después), Silva (Asensio) y Diego Costa (el 9 parece que se lo queda Rodrigo). En el Mundial, la media del equipo era de 28,1 años y en Elche fue de 26, solo con Sergio Ramos y Sergio Busquetspor encima de los 30.

Mucho Madrid

España, pues, cambia de pelaje con una regeneración obligatoria que incluso obliga a revisar el estilo, tan en boca de todos como si fuera algo innegociable. Es verdad que la pelota sigue siendo el epicentro, que todo pasa por moverla de un lado al otro, pero en este equipo se mira sin miedo hacia adelante como lo demuestra el cuarto tanto ante Croacia. De Gea para Nacho, Nacho para Saúl, Saúl para Asensio, Asensio para Rodrigo y gol. Ya no hay la necesidad de entrar con el balón en la portería contraria y se prueba desde fuera del área si es necesario. Para eso, Asensio es el mejor, un aventajado con esa zurda única. «Ha firmado dos golazos increíbles, muy de su estilo. Tiene un golpeo único», apuntó su jefe.

Y llama poderosamente la atención un dato, que por mucho que Luis Enrique lo rechace, con cierta razón ya que no quiere pisar charcos, explica cosas. Hubo seis madridistas en el once ante Croacia y la selección terminó el encuentro sin jugadores del Barcelona. Eso, un dato.

Fuente: ABC / ENRIQUE YUNTA

Escrito por Vasilis Aggelakopoulos

@revistamemolamadrid @memolamadridrev #memolamadrid #megustamadrid #madrid #revista #españa #fútbol #SelecciónEspañola

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
España