Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

26/05/2018 - 09:54 - Madrid (España)

El PP busca actualizar y modernizar su propuesta para frenar a Ciudadanos

Rajoy traslada este lunes a la Junta directiva los actos y la agenda con los que "definirá" el partido

Mariano Rajoy empleará este lunes la Junta directiva nacional del PP para intentar relanzar el proyecto político de su partido con una intensa agenda de actos que tendrán como primer objetivo las elecciones andaluzas y casi en paralelo las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2019. Programa, mensaje y máxima presencia de sus dirigentes sobre el terreno son los componentes que desarrollará el PP al ser conscientes de que su perfil se ha difuminado frente al de Ciudadanos, que aparece como un partido más fresco y atractivo para los ciudadanos, según reconocen dirigentes del PP. La formación de Génova apuesta por seguir ahora el mismo guion que le llevó a mejorar los resultados de las elecciones generales de 2015 en la repetición de 2016.

Ciudadanos ya es el partido preferido por los españoles, según el último sondeo de Metroscopia, lo que ha dejado al PP sin el argumento de que lidera todas las encuestas. La formación de Albert Rivera ganó las elecciones autonómicas celebradas en Cataluña el 21 de diciembre, en las que el partido de Rajoy se hundió. Y esta fuerza política está por delante del PP en todas las franjas de votantes menores de 60 años, según el último barómetro del CIS. Esos tres datos justifican la preocupación con la que acuden hoy a Génova los ministros, presidentes autonómicos, cargos orgánicos, diputados, senadores y concejales que forman la Junta nacional, el máximo órgano directivo del PP entre Congresos. Como dijo un integrante de la dirección nacional: "No vamos a ninguna parte sin un revulsivo”.

¿Qué hacer? Rajoy quiere reactivar a las bases del PP con reuniones, mítines y convenciones sectoriales. Mucho movimiento ante la gravedad de la situación, según la cual si en Cataluña se repitieran las elecciones se alerta incluso de que podrían no obtener representación. Sus consejeros le han propuesto que convoque una convención nacional

para afrontar un debate programático interno. Pero quizá el problema del PP no es de programa, reconocen las fuentes consultadas, pero abordar nuevos proyectos dinamiza al partido.

Con este último fin se baraja abrir una campaña de captación de afiliados y que tanto partido como gobierno transmitan los proyectos que se llevan a cabo a nivel nacional. La labor no es fácil ya que desde los partidos de la oposición se repite que esta legislatura, que empezó hace algo más de un año, “está muerta” ya que el gobierno no puede sacar adelante proyectos de envergadura por falta de apoyos. “Contamos con 135 diputados y a partir de ahí tenemos que buscar acuerdos para sacar adelante los proyectos!”, recordó el pasado viernes el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, para dejar claro la ausencia de mayoría y la necesidad de que la oposición apoye. De momento, ni siquiera los presupuestos generales del Estado para este año están en absoluto garantizados.

Hay consenso en que el PP debe transmitir la imagen de que ha escuchado a los votantes y está dispuesto a reaccionar, modernizando el mensaje, actualizando propuestas y renovando candidatos para las elecciones municipales y autonómicas.

"Va a haber actos en los que se defina nuestro perfil de cara a los próximos encuentros electorales", resumió una fuente de la dirección nacional.

"Tiene que haber más actividad territorial, convenciones sectoriales, e incluso una convención nacional", resumió un integrante del círculo de consejeros de Rajoy. "Es la pauta de lo que se hizo en 2015. Lo primero es cerrar filas y reactivar el partido", añadió sobre la mejora de los resultados del PP entre las elecciones generales del 20-D y las del 26-J de 2016. "Entonces hubo un cambio de vicesecretarios y ahora ese cambio de caras y ese lanzamiento de nuevos perfiles se hará con ocasión de las candidaturas municipales y autonómicas", añadió. "Y queda el contenido, que entonces se hizo con ponencias y ahora probablemente se haga con convenciones sectoriales para tratar los temas que sirvan para un programa marco en las elecciones", siguió. "También hay que tratar los temas candentes, porque se habla de los pactos con otros partidos, y para pactar el PP tiene que tener claro su modelo en cada tema, qué es lo esencial y qué es lo que se puede negociar en educación, seguridad..."

"El PP va a salir al ataque, con un montón de medidas, actividades y foros; con ganas y un calendario intenso con dos horizontes: Andalucia y las elecciones municipales y autonómicas de 2019", amplió un integrante de la Junta directiva. "La clave aquí es Andalucía. Eso marca tendencia", añadió. Y analizó: "Incluso puede que Andalucía se adelanten las elecciones".

Moreno Bonilla y Albiol

Los estrategas del PP creen que pueden recuperar en Andalucia lo que perdieron en Cataluña. Juan Manuel Moreno Bonilla, argumentan, no es Xavier García Albiol, y tendrá el apoyo de muchos más votantes. Al tiempo, recuerdan, Juan Marín, el líder autonómico de Ciudadanos, tampoco es Inés Arrimadas, la candidata con la que arrasó el partido de

Rivera en Cataluña. Y las andaluzas deberían ser en la primavera de 2019, precediendo a las municipales y autonómicas de ese año.

Un escenario propicio, a juicio de estos interlocutores del PP, para marcar un punto de inflexión con respecto a Ciudadanos justo antes de las elecciones municipales y autonómicas. Una oportunidad, añaden desde Génova, para revertir la tendencia y reforzar el discurso de que los éxitos de este partido se circunscriben a Cataluña. El penúltimo cartucho, reconocen, antes de que los comicios regionales coloquen al PP frente a una espada de doble filo: atacar a los candidatos de Ciudadanos pese a que serán los únicos aliados posibles para formar gobierno. Por eso lo más probable es que la convención nacional se celebre en Andalucía.

En esas elecciones regionales, que coincidirán con las europeas de 2019, la formación de Rajoy intentará aprovechar su músculo territorial frente a la menor implantación del partido de Rivera. Por eso el presidente del Gobierno quiere abrir hoy el debate y ofrecer la oportunidad de que presidentes autonómicos, diputados, senadores o concejales expresen su punto de vista. Para el PP es clave reactivar a sus bases y frenar el trasvase de apoyos hacia Ciudadanos.

Fuente:elpais.com

Escrito por Andrea Lujano

#memolamadrid #megustamadrid #Madrid #revista #España #noticias #Nacional #España

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
ESPAÑA