Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

16/09/2019 - 19:03 - Madrid (España)

El PSOE sube y ya sumaría mayoría absoluta solo con Podemos y el PNV

El PP es el que más crece, con otros 16 diputados, pero el centro-derecha retrocede seis escaños por la caída de Cs y Vox

La repetición de las elecciones generales tendría un beneficiario claro, Pedro Sánchez, quien vería reforzada su posición mientras Unidas Podemos se debilita a su izquierda y el bloque de centro-derecha pierde terreno. Según el último barómetro de ABC/GAD3, realizado del 2 al 6 de septiembre, el PSOE mantiene una línea ascendente y le bastaría sumar los votos de la formación de Pablo Iglesias y del PNV para cruzar la raya de la mayoría absoluta.

El desencuentro de Sánchez e Iglesias puede llevar a los españoles a las urnas de nuevo el 10 de noviembre, si no hay un acuerdo que permita votar un presidente del Gobierno antes del 23 de septiembre a las doce de la noche. Esta semana será decisiva, y las encuestas dan buenas pistas de por qué Sánchez parece decidido a la repetición electoral.

El PSOE pasaría de los 123 escaños actuales a los 137. Curiosamente, son los mismos resultados que tuvo el PP de Rajoy en el anterior bloqueo, primero en las elecciones de diciembre de 2015, y luego en la repetición de junio de 2016. Con 137 escaños, Sánchez seguiría necesitando a sus socios, pero menos que ahora. Para empezar, podría tener mayoría absoluta solo con Unidas Podemos y el PNV. Los tres sumarían 179 diputados.

 

 

Desde que ganó la moción de censura a Rajoy, el 1 de junio de 2018, Sánchez ha ido escalando posiciones en las encuestas. En las generales del 28 de abril, el PSOE obtuvo el 28,7 por ciento de los votos, y ahora estaría en el 32,1 por ciento, con tendencia sostenida al alza. Los socialistas se nutren de la caída de Unidas Podemos, cuya descomposición sigue en marcha. En abril, la formación que lidera Iglesias cayó a la cuarta posición, con un 14,3 por ciento y 42 diputados. Ahora estaría en el 13,3 por ciento y los 35 escaños

El bloqueo político no le pasa factura a Sánchez, que ha medido los tiempos a su antojo desde que hace 134 días se celebraron las generales, y ahora ha colocado las negociaciones en una especie de esprint final, que multiplica la presión a Podemos y reduce la capacidad de reacción de sus adversarios.

El PSOE ganaría 14 diputados más, pero el partido que más subiría en número de escaños si se repiten elecciones sería el Partido Popular, que pasaría de tener 66 a alcanzar los 82. Estos 16 diputados añadidos al Grupo Popular darían algo más de oxígeno al partido de Casado, aunque su evolución no es tan clara como la del PSOE. De abril a junio, el PP subió casi cuatro puntos en estimación de voto, pero de junio a septiembre ha ido hacia atrás varias décimas, hasta quedarse con un 19,9 por ciento. Después del batacazo de abril, el PP ha remontado algo, pero sigue lejos de poder ser una alternativa consolidada, con socios o sin ellos.

Pero el PP sí clarifica su posición predominante en el espacio de centro-derecha. Los pactos autonómicos y locales sellados este verano le han reforzado frente a Ciudadanos y Vox, que sufren sendas caídas.

El partido de Rivera se deja 12 diputados por el camino desde las elecciones generales de abril. Pasaría del 15,9 por ciento de voto al 14 por ciento, y de sus 57 diputados actuales a los 45. Todo indica que su «no» rotundo a la investidura de Sánchez le ha podido pasar factura en la parte de su electorado que está más en el centro-izquierda. De hecho, el PSOE sube por la caída de Unidas Podemos, pero también se lleva parte de lo que pierde Ciudadanos. 

Vox también cede terreno, después de su estreno en el Congreso, donde entró en abril con 24 diputados, el quinto grupo de la Cámara. El voto al partido de Santiago Abascal se ha relacionado en buena medida con el «castigo» de una parte del electorado de derecha al PP. Los populares se han marcado como objetivo la recuperación de ese votante que se «fugó». Si se repitieran las elecciones generales ahora, Vox bajaría del 10,3 por ciento de voto al 7,9 por ciento, con 14 diputados. Y cedería la quinta posición a ERC, que mantiene los 15 diputados conseguidos el 28 de abril.

Diferencia de bloques

El bloque de centro-derecha suma 141 diputados, frente a los 147 de abril, en parte por un trasvase de Ciudadanos al PSOE. A este bloque habría que sumar los dos escaños de Navarra Suma (coalición de UPN, PP y Ciudadanos en la Comunidad Foral), que se mantendrían intactos si se volviera a las urnas. Al mismo tiempo, los socialistas y Unidas Podemos sumarían 172 diputados, frente a los 165 de las últimas generales. La diferencia entre ambos bloques sería ahora de 29 diputados, mientras que en abril fue de 16.

En el resto de socios de Sánchez en la moción de censura hay pocos cambios, que se resumen en que el PNV ganaría otro diputado y pasaría de seis a siete, que es el que quitaría a Bildu, que se quedaría con tres, frente a los cuatro actuales.

La repetición de elecciones tendría otra lectura, después del segundo bloqueo político en menos de cuatro años. El bipartidismo se refuerza y recupera parte del terreno perdido. El PSOE y el PP sumarían ahora 219 diputados, de un total de 350, el 62,5 por ciento del total. 

En las elecciones generales del pasado mes de abril, los dos grandes partidos nacionales se quedaron en 189 escaños, 30 menos de los que tendrían ahora. Entonces eran poco más de la mitad (el 54 por ciento), y en solo cinco meses han recuperado más de ocho puntos en representación.

Fuente: Abc.es/Mariano Calleja

Publicado por Alejandro Juncal Garcia

#memolamadrid

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
españa