Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

19/12/2018 - 02:59 - Madrid (España)

El Rey encabeza una delegación récord en Davos para defender la imagen de España tras la crisis catalana

La élite del poder en España se vuelca como nunca en el Foro de Davos tras la crisis de Cataluña.

El Rey Felipe VIacude por primera vez a la reunión anual del Foro Económico Mundial para defender la imagen de España y encabezará la mayor delegación española de presidentes de grandes empresas y bancos de la historia de esta cita, considerada la meca del capitalismo.

Según ha podido confirmar EL MUNDO, la organización ha garantizado a Felipe VI la principal sala del Foro Económico Mundial y un formato de conferencia en solitario que solo obtendrán en la actual edición el presidente de EEUU, Donald Trump, el de Francia, Emmanuel Macron, o el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, entre otros escasos escogidos. Se prevé la asistencia de 2.500 dirigentes políticos, presidentes de multinacionales y miembros de organizaciones sociales internacionales.

La crisis en Cataluña devolvió a España al primer plano de las dudas de los mercados y Davos es una eficaz plataforma para intentar atraer confianza de los principales fondos de inversión mundiales.

La organización titulará en el programa la intervención de Felipe VI como "España y Europa, presente y futuro" y será presentado por el ex primer ministro de NoruegaBorge Brende, actual presidente no ejecutivo del Foro Económico Mundial. Tendrá lugar a las 11.15 del próximo día 24.

El Monarca quiere defender la imagen de España tras la crisis catalana y, al tiempo, asegurar al elitista auditorio que la cuarta economía del euro quiere tener más protagonismo en la construcción de la nueva UE.

El Rey ya participó en Jordania el pasado mayo en la edición anual que el Foro organiza para Oriente Próximo, pero es la primera vez que un jefe del Estado español participa en el principal evento de esta organización, la reunión anual de Davos. También es la primera vez que el Foro destina un capítulo de su programa específicamente a España. La organización suele preferir jefes de Gobierno, porque se prestan más a reuniones bilaterales y a coloquios, pero Mariano Rajoy se ha mostrado reacio hasta ahora a asistir a este evento dominado por el inglés.

Felipe VI se maneja con soltura en este tipo de eventos y va a encabezar la que será la mayor delegación española en la localidad alpina, en contraste con la habitual escasez de altos representantes en esta gran cita internacional. Le acompañará el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, que ha participado en la negociación para que el Rey tuviera un trato preferencial. También acudirá, como es habitual, el ministro de Economía, Luis de Guindos, que se ha reservado un panel junto al primer ministro de HolandaMark Rutte, y Bruno Le Maire, jefe de gabinete del primer ministro. En Davos es importante seleccionar bien los debates en los que se participa para ofrecer una buena imagen. Los presidentes de los principales grupos españoles también tienen previsto acudir, entre ellos los presidentes del Santander, Ana Patricia Botín, y del BBVAFrancisco González. Forman parte de una lista formada por una veintena de altos ejecutivos que incluye a los también veteranos de la cita alpina: el presidente de FerrovialRafael del Pino y de IberdrolaIgnacio Galán. Otro habitual de Davos y antiguo amigo personal del Rey, el presidente de Ferroglobe, Javier López Madrid, figura también en la relación prevista de asistentes.

Los presidentes de AccionaJosé Manuel Entrecanales y el consejero delegado de RepsolJosu Jon Imaz, también tienen previsto acudir a la edición de este año, al igual que el presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno y el de AmadeusLuis Maroto.

En el plano internacional ha sorprendido el anuncio de la Casa Blanca de la intención de Trump de acudir, puesto que fue crítico con el Foro de Davos durante su campaña para convertirse en presidente. Trump es alérgico a las grandes citas internacionales, pero ha decidido encabezar una importante delegación estadounidense que obliga a las autoridades suizas a reforzar las ya severas medidas de seguridad. Macron y la primera ministra británica, Theresa May, también han confirmado su asistencia así como los presidentes de Brasil, Michel Temer y el presidente de Argentina, Mauricio Macri, entre otros.

También habrá celebridades del mundo de la cultura como es habitual. El Foro concede sus premios Crystal este año a la actriz Cate Blanchett y al cantante Elton John.

Del fiasco de Zapatero a la ausencia de Rajoy

 

Después de 48 ediciones, el Foro Económico Mundial ha consolidado en Davos la que se considera la mejor plataforma de los países para lanzar su imagen internacional y atraer inversiones. La llamada meca del capitalismo reúne cada año a los principales presidentes de multinacionales y fondos de inversión del mundo y ofrecer estabilidad y músculo ante ellos es un trampolín para futuro desarrollo económico. Pero, al tiempo, es un evento arriesgado si se gestiona mal. El entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, decidió acudir por primera vez en enero de 2010 en un período en que España se había adentrado en profunda recesión y necesitaba atraer inversión y confianza. 

Sin embargo, su intervención se convirtió en un fiasco. No logró el formato en solitario que sí tendrá Felipe VI y se le asignó un panel en que no estaban los principales mandatarios de la Eurozona. Al contrario, sus compañeros de debate fueron el ya muy cuestionado primer ministro griego, Yorgos Papandreu y el presidente letón, Valdis Zatlers. Junto a ellos participó el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, pidiéndoles reformas que no llegaban. Por si fuera poco, un problema técnico en los auriculares de Zapatero retrasaron varios minutos el comienzo del debate en un fiasco memorable en que todo el auditorio tuvo tiempo además para constatar que, al contrario que el resto de panelistas, el jefe del Gobierno de la cuarta economía de la Eurozona no podía empezar al desconocer el inglés, idioma esencial en Davos. Zapatero recuerda en sus memorias su presencia en la cita alpina como un mal paso. En efecto, España entró después en aquel 2010 en el grupo de países más sospechosos de necesitar rescate de la Eurozona.

A partir de 2012, la organización del Foro ha requerido constantemente la presencia de Mariano Rajoy tanto para explicar los peores años de la crisis, como la recuperación posterior, pero el gallego ha terminado siempre declinando asistir y evitar riesgos.

El antecesor de ambos, José María Aznar, sí acudió cuando era presidente del Gobierno, pero se expresó en español al carecer entonces de la soltura que sí muestra ahora en inglés.

Fuente:elmundo.es

Escrito por Andrea Lujano

#memolamadrid #megustamadrid #Madrid #revista #España #noticias #Nacional #España

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
España