Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

28/05/2018 - 11:58 - Madrid (España)

El Unicaja se agiganta y corta la racha de triunfos del Madrid

El equipo malagueño mandó siempre en el marcador y maniató a un Real Madrid muy desacertado en la primera parte. El Madrid es ahora cuarto.

No hay racha eterna, y menos aún en la Euroliga de las dobles jornadas. El Madrid dejó de contar, se quedó en trece victorias seguidas, siete en Europa. Cortó la secuencia un Unicaja al alza, que ha sabido mantener la calma y apretar los dientes cuando vinieron mal dadas y en las últimas fechas se está regalando victorias de prestigio. Ayer fue un equipo con alma y pegada, la de Waczynski, McCallum y Nedovic. El Madrid, en cambio volvió a perder un mes y once días después tras dejar síntomas de cierto agotamiento que se vieron también el miércoles ante el Baskonia. Doncic fue de largo el mejor, como otas veces cuando los engranajes se atascan.

 Al Unicaja le costó más de tres minutos entrar en el partido, pero se coló por donde más se suma, el triple. Uno, dos tres y... un cuarto que se quedó en canasta de dos. El Carpena rugía frente a un rival apocado, quizá en pico descendente tras surfear durante varias semanas en la cresta de la ola. Brooks y Waczynski habían activado a los locales con su acierto, pero detrás de lo visible había una gran labor sorda, la que hacían por ejemplo Soluade y luego Suárez. La pujanza de McCallum permitió a los de Plaza volver a cambiar de marcha. El entrenador tenía movilizado al colectivo y ahora debía ir sumando piezas para que la maquinaria verde no se detuviera. Y así se añadió un Nedovic lozano de piernas, aunque siempre con la mochilas de los achaques físicos a cuestas. El Madrid desapareció del mapa durante cuatro minutos y Laso hizo sonar de urgencia la campana del tiempo muerto para evitar un KO por la vía rápida: 30-15.

El doble desafío estaba ya planteado. Para el Unicaja quedaba el reto de la continuidad con 25 minutos aún por delante, mucha tela que cortar. Y para el Madrid, el de la remontada. Y, en realidad, cumplieron los dos. Los de Plaza mantuvieron el control, pero no se sabe bien cómo el Real descontó la desventaja hasta llegar a cero: 48-48. La escasez de pívots, la cuarta de Tavares (minuto 25) y cierta fatiga acumulada impideron a los blancos incorporarse del todo. Eso y la energía del rival y del Carpena, el dominio del rebote, el poderío irrefrenable de ­McCallum y Waczynski, la aparición de Nedovic. Un Unicaja gigante que tras amenazar zozobra navega ahora viento en popa, solo le falta terminar de izar las velas.

Fuente:as.com/ Ricardo González

Escrito por Andrea Lujano

#memolamadrid #megustamadrid #Madrid #revista #España #noticias #Deporte #Baloncesto

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
España