Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

16/10/2019 - 14:56 - Madrid (España)

Guerra vecinal contra los okupas de La Yaya en Argüelles en Madrid: «Cualquier día salimos ardiendo»

Los residentes, hartos de las fiestas que no acaban, de que orinen en sus portales y de la suciedad que generan

«Son unos cerdos. No tienen sanitarios y hacen sus necesidades en la calle. A veces se orinan en los portales. No tienen agua ni luz, pero se enganchan al alumbrado público, con el riesgo de provocar cortocircuitos, y los fines de semana hacen unos fiestones que no nos dejan dormir». Eso dice Marta, una joven que vive enfrente del Centro Social Okupado Autogestionado (CSOA) La Yaya, enclavado en el número 74 de la calle de Juan Álvarez de Mendizábal del barrio de Argüelles (Moncloa-Aravaca).

Su opinión es el sentir general de los vecinos, que están desesperados. «Se buscan la vida. Van a por agua al parque en un carro de supermercado y si les cortan la luz, se vuelven a conectar. Esto va ya para dos años y desde que llegaron  no han hecho más que dar problemas. Teníamos esperanzas de que cuando se celebró el juicio hace unos meses les desahuciaran, pero no se presentaron y siguen», explica Andrés. 

En septiembre de 2017 una treintena de jóvenes de estética antisistema okuparon una nave que llevaba varios lustros abandonada. «Venían a verla pero decían que la compra y el alquiler eran muy caros», agrega. De unos 900 m2, fue un garaje, según algunos, y a decir de otros, un taller, propiedad de un sobrino de Julio Iglesias. Los dueños contrataron a la empresa Desokupa para echarlos. De nada sirvió. Y eso que vinieron vigilantes que estaban día y noche en la puerta sin dejar entrar ni salir a nadie. Los okupas ganaron la batalla. «La Yaya se queda. Y lo sabes!!!», pintaron en la fachada, parafraseando el meme del famoso cantante. 

«El personal de mantenimiento que acudía a adecentar el localvarias veces al año ya no volvió y todo se deterioró», indica Manuela. Los residentes dicen que dentro viven ahora menos, entre 10 y 15 personas que van rotando.

El que parecía el cabecilla del grupo, Matías, al que todos nombran y que hace tiempo que no ven, era precisamente uno de los que tenía que comparecer en el juicio. Este les contó que en el CSOA iban a realizar actividades culturales para niños, talleres para adultos, etc. «Algunos vecinos les dimos muebles, cortinas para que adecentaran el enorme local y del dicho al hecho...», se lamentan. «No hacen nada. Todo está sucio y lleno de porquería, al principio parecía otra cosa. Cualquier día salimos ardiendo». «No es verdad», dice una de las okupas que entra en el local pasado el mediodía. «Mirad en las redes sociales», masculla, mientras nos pide que nos marchemos de «su puerta».

«Carmena no nos hizo caso»

En Facebook y Twitter la mayoría de los eventos que anuncian son convocatorias para parar desahucios, eventos para la Liberación Animal, Vegacampadas y, sobre todo, «fiestuquis y papeo» los fines de semana. Sirva un ejemplo: «Os recordamos el cacho evento X Edge y antiespecista que tenemos este finde. Será un espacio libre de droga!». Los encuentros acaban con conciertos que amargan el descanso de los residentes. «Nos hemos quejado muchas veces al Ayuntamiento de Carmena y no nos han hecho caso».

«Son como murciélagos. Por el día apenas se les ve, pero al llegar la noche dan la tabarra. Ahora con el calor abren la puerta, sacan sillas y se ponen a beber cervezas y lo dejan todo perdido», explica Manuela. Lo peor son las fiestas. «Viene mucha gente: gitanos, moros, suramericanos... No sé si se conocen o qué. Les deben vender la bebida para financiarse», indica Roberto. 

Están hartos. «A veces llegan algunos a las siete de la mañana y aporrean la puerta montando un escándalo. Van sucios y encima, si sospechan que has llamado a la Policía, toman represalias y pintan tu portal, las persianas o abollan los coches», tercia Maruja. Ya ha habido enfrentamientos y una denuncia por agresiones. En la puerta del CSOA, reza una frase: «La Yaya siempre libre».

Fuente: Abc.es/M.J.Alvarez

Publicado por Alejandro Juncal Garcìa

#memolamadrid

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
españa