Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

15/11/2018 - 20:32 - Madrid (España)

La futura Castellana reserva 250.000 metros para centros de salud, colegios y polideportivos

El diseño para el norte de la capital prevé 24 parcelas para la construcción de equipamientos públicos

La futura Castellana contará con 250.000 metros cuadrados para diferentes equipamientos públicos. A apenas una semanas de la aprobación inicial de Madrid Nuevo Norte, prevista para septiembre, el diseño del desarrollo urbanístico del norte de la capital está prácticamente resuelto. A la disposición de las 10.500 viviendas, el área de oficinas –incluidos los tres nuevos rascacielos–, las zonas verdes, la estación de Chamartín y el resto de nodos de transporte, hay que sumar 24 parcelas para la ubicación de centros de salud, educativos y deportivos.

Estas dotaciones, explican fuentes cercanas al proyecto, son parte de las negociaciones que han mantenido el promotor, Distrito Castellana Norte (DCN), y el Ayuntamiento de la capital desde hace meses, hasta la presentación definitiva del plan, hace ahora un mes. La premisa a seguir es que atiendan tanto las exigencias de los futuros moradores de esta zona de la ciudad como de los que ya viven en barrios como Las Tablas, Begoña, Tres Olivos o Fuencarral, históricamente aislados entre sí y del resto de Madrid. «Se han definido según las necesidades y la participación ciudadana, que han sido uno de los protagonistas de todo el proceso», detallan a ABC.

Así, la ubicación de los equipamientos se ha hecho en función de las demandas de los residentes y de la extensión que cada uno requiere. Según consta en la maqueta final, se distribuyen a ambos márgenes de la M-30 y especialmente en los bordes del ámbito, precisamente para paliar las deficiencias de los barrios. Al sur, donde se sitúa la estación de Chamartín y la «city» financiera, se prevén dos grandes parcelas que albergarán centros educativos, de salud y cívico-social. También otra para usos deportivos.

Como informó ABC, uno de los objetivos que se persiguen es que la zona de oficinas «genere vida», de modo que acabada la jornada laboral siga habiendo movimiento. Por eso, al más de un millón de metros cuadrados para el uso terciario hay que añadir los previstos –en menor medida– para pisos y estas dotaciones. Todo, alrededor del parque que se habilitará en la parte de las vías de tren que quedará cubierta.

Previo a las viviendas

El grueso de los servicios públicos, sin embargo, se asienta al norte de la vía de circunvalación, donde se levantarán los bloques de viviendas, incluidas las 2.100 que serán protegidas. A este lado, se prevén cerca de una veintena de parcelas dedicadas a polideportivos, institutos, colegios, centros culturales y otros equipamientos. Si bien no está claro qué dotaciones irán en unos terrenos y cuáles en otros, sí están reservadas las diferentes áreas.

Uno de los puntos fundamentales, consensuado entre el Gobierno de Manuela Carmena y DCN, es que estas infraestructuras lleguen antes de que la gente se instale, para evitar que se repita lo ocurrido en otros barrios jóvenes de la capital, como Valdebebas, que nacieron sin apenas dotaciones. «No queremos que el norte sea otra isla», apuntan fuentes del proyecto.

De hecho, el edil de Urbanismo, José Manuel Calvo, ha repetido en varias ocasiones que uno de los extremos por los que no se aprueban los desarrollos del Sureste es porque esta cuestión no está prevista y la zona requiere un crecimiento «equilibrado y progresivo». En la planificación de Nuevo Norte, reformulación de la conocida como operación Chamartín, se incluyen también la construcción de tres nuevas estaciones de Metro y otras plataformas de transporte, como autobuses.

A tenor de este supuesto y de las últimas palabras del presidente de DCN, Antonio Béjar, lo más lógico es que las obras de estos equipamientos arranquen el próximo año. Esta es la fecha en la que, si nada cambia, llegarían las grúas al norte de la ciudad. «El deseo es que comiencen a finales de 2019 o principios de 2020, pero sin garantía ni responsabilidad por nuestra parte», declaró Béjar a principios de agosto en un encuentro con periodistas.

Calendario inmediato

La entrega de llaves, a tenor de este calendario, sería entre 2021 y 2022. No obstante, no es más que una hipótesis a largo plazo y antes debe aprobarse la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Los plazos que se manejan, como ha venido informando este diario, es que el Ayuntamiento dé el primer paso en septiembre y, una vez se eleve al Gobierno regional y se autorice definitivamente, se vote en el Pleno de Cibeles en el primer trimestre de 2019. Solo entonces se trabajará en la parcelación.

Estos 250.000 metros cuadrados de dotaciones públicas se enmarcan en los 2.657.313 con los que cuenta el ámbito en total. Como el resto del proyecto, girarán en torno a la estación de Chamartín, que es el eje que vertebra la operación. Su reforma, aunque va acompasada con Madrid Nuevo Norte, tiene sus propios plazos y las actuaciones ya han comenzado. Próximamente, el Ministerio de Fomento convocará un concurso de ideas para el diseño del futuro espacio, que tendrá 18 vías de alta velocidad, el triple de las que posee actualmente.

Fuente: ABC / IGNASIO S. CALLEJA

Escrito por Vasilis Aggelakopoulos

@revistamemolamadrid @memolamadridrev #memolamadrid #megustamadrid #madrid #revista #españa #ComunidadDeMadrid #LaCastellana

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.