Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

22/08/2019 - 18:35 - Madrid (España)

Los 'manteros' burlan la presión policial en Madrid

La venta ilegan en las calles de Madrid se mantiene este agosto tras al anuncio del Ayuntamiento de un plan para erradicarla. Gran Vía, la Puerta del Sol, Atocha, Callao, Preciados o Mayor son los puntos donde se concentra

Un ojo en el cliente y el otro en la Policía. Esa es la clave que tienen todos los manteros del centro de Madrid para eludir los controles y la presión policial. Su día a día no ha cambiado mucho tras el anuncio del alcalde de Madrid, el popular José Luis Martínez-Almeida, de un plan de lucha contra la venta ilegal que impulsará en septiembre para combatir esta actividad ilícita. 

Se recorrió dos días las calles del centro de la capital para conocer cómo actúan estos comerciantes ambulantes. Eran las 12.00 del viernes cuando un grupo de 10 manterosofrecía sus productos en la esquina que une las calles Mayor y Partero. Entre los productos que venden hay camisetas de todos los equipos de la liga de fútbol española, bolsos, gafas y carteras. Todo se expone en la calle hasta que aparece un policía en una moto. «Vámonos, vámonos», grita uno de los vendedores al resto de sus compañeros. En menos de cinco segundos la mercancía la recogen del suelo y se la colocan en la espalda. Cruzan la calle y se instalan en la Puerta de Sol o van hasta Atocha. Ahí colocan nuevamente las mantas y todo vuelve a la normalidad. Por la noche, toman Callao.

«Hoy están tranquilos los policías, no nos están molestando», dice uno de los manteros mientras señala con la mano a una patrulla que está a menos de 50 metros de distancia. El hombre, de origen senegalés, pide que lo llamen Pedro y cuenta que todos los días burlan a los uniformados de esa forma.

Para ello, tienen una ruta con al menos seis puntos específicos que van rotando todo el día. Estos lugares están en Gran Vía y en las calles Preciados, Rompelanzas, Chinchilla, Mayor y Partero. La Policía Municipal conoce esos puntos y dice que sí hace controles. En especial, cuando reciben quejas de los dueños de los comercios que se sienten afectados por losmanteros.

De hecho, sólo en el primer semestre de este año la Policía Municipal ya ha recibido 1.721 denuncias en contra de los vendedores ambulantes en el distrito Centro. En el mismo periodo del año pasado hubieron más quejas (2.361). 

Una de las personas que ha denunciado es Carla. Ella tiene una tienda cerca de Sol y vende artículos deportivos. La mujer cuenta que la venta de camisetas oficiales de los equipos españoles es casi nula. «Es imposible competir con losmanteros. Los precios de sus falsificaciones son extremadamente bajos. Y obviamente la gente prefiere pagar poco que comprar los productos de calidad y originales», relata. 

Se constató esta realidad. Una camiseta del Real Madrid o del Barça en las calles puede ser adquirida fácilmente por 15 euros, mientras que las originales superan los 90 euros. 

El viernes Luis, un joven de 23 años, compró una camiseta a los manteros. Él admite que su preferencia por las réplicas se da básicamente por el bajo precio. «Son sumamente idénticas a las originales. Incluso tienen las mismas etiquetas, sellos y escudos. No me importa que sea ilegal», comenta mientras se coloca su camiseta nueva.

Este factor es común en los clientes de los manteros. El último estudio sobre la venta ambulante ilegal de Madrid reveló que el 52% de los compradores lo hacen impulsados por el bajo coste. 

Este informe también reveló que los productos que la gente más compra a los manteros son los bolsos, ropa (incluidas las camisetas de fútbol), música y películas.

Pero la diversidad de artículos que se vende en la calle es amplia. El jueves pasado, por ejemplo, en Gran Vía un hombre ofertaba perfumes de alta gama. «Son originales, míralo, si quieres lo abro para que lo pruebes», decía el comerciante a dos turistas. Las chicas abrieron la caja y tenía la etiqueta de El Corte Inglés. «Son robados», repetía el mantero mientras indicaba el precio que venía en la caja. «Cuesta realmente 90 euros, pero te lo dejo en 25», indicaba. 

La Unidad de Investigación y Coordinación Judicial de la Policía investiga estos casos y todos los delitos que hay detrás del negocio de los manteros. Aunque han preferido no hacer declaraciones hasta septiembre, informes anteriores de los agentes indican que existen estructuras delictivas que se dedican a la confección de los productos, almacenamiento, distribución y hasta reclutamiento de personas para que vendan. 

Por eso, el plan del Ayuntamiento de Madrid contra la venta ambulante se desarrollará en tres fases e incluye un despliegue de agentes de paisano para identificar los puntos de distribución de los artículos. Además, con ayuda de las cámaras instaladas en las calles de Madrid se identificará a los vendedores y los roles que cumplen en cada estructura.

Otro factor que tendrá este plan será la intervención de pisos en Lavapiés y Tirso de Molina. En estas zonas residen la mayoría de los manteros y lo que se quiere descartar es que existan jóvenes esclavizados por las mafias.

Fuente: El Mundo.es

Publicado por Alejandro Juncal Garcia

#memolamadrid

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
españa