Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

11/08/2020 - 06:32 - Madrid (España)

Los Reyes Magos de la familia, el medio ambiente y la solidaridad

Una comitiva con once carrozas y mil voluntarios repartió más de 1.800 kilos de caramelos. El cortejo volvió a contar con dromedarios y caballos

La  magia de la cabalgata logró por unas horas borrar de la mente de los adultos la tensión política vivida este fin de semana en el Congreso de los Diputados. Ayer por la tarde, desde Nuevos Ministerios hasta la plaza de Cibeles, el grito, sin distinguir la edad ni la ideología política, era unánime: «¡Queremos más caramelos!». El primer cortejo de la era PP-Ciudadanos fue cuidado hasta el último detalle para que no hubiera ninguna «estridencia». «La única polémica de la cabalgata será cuántos niños van a disfrutar», subrayó la delegada de  Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy (PP), que cinco horas antes del arranque de la comitiva quiso supervisar de primera mano los últimos detalles. Después de la controversia que suscitaron los trajes y la temática de la primera que celebró Manuela Carmena, esta vez no podían permitirse ningún fallo.

Tras la Estrella de Oriente, que guió a las once carrozas hasta la sede del ayuntamiento, siguieron los ángeles custodios, que simbolizaban la «alegoría de la paz». Cada comitiva invitada escogió un valor humano con el que «proclamar al mundo el mensaje de bondad que traen los  Reyes Magos». La familia numerosa, la amistad, la sostenibilidad, la solidaridad y el respeto, el cuidado del medio ambiente, la ilusión, la acogida y la fantasía fueron los motivo escogidos por las carrozas de los patrocinadores. 

Precisamente, el hecho de que una de ellas fuera protagonizada por el Real Madrid propició las ironías de algunos colchoneros. «¡Cómo ha podido permitir el alcalde, que es del Atleti, que haya una carroza del enemigo!», bromeaba Julián Castro, que, junto a sus dos hijos, aguardaba en la plaza de San Juan de la Cruz. 

Ortega Smith, Pepu Hernández, Andrea Levy, Begoña Villacís y José Luis Martínez-Almeida reciben a los Reyes Magos - MAYA BALANYÀ

Los más previsores habían llegado a las 15.30 horas para coger sitio en primera fila. Para paliar el frío iban ataviados con mantas y, por supuesto, no faltaban los paraguas. Otros, los más rezagados, solventaron el problema de la visibilidad subidos a escaleras más altas que ellos mismos. Para llamar la atención de quienes repartían los ansiados caramelos -se repartieron hasta 1.800 kilos-, los pequeños vitoreaban a todo quien pasase y agitaban carteles de todo tipo. «Hemos sido buenos, queremos caramelos», mostraba unos; otros optaban por portar la enseña nacional; y otros se mostraban más reivindicativos con mensajes como «paz en la tierra».

Por primera vez en cuatro años, los animales volvieron a ser protagonistas de la cabalgata. Tres dromedarios y diez caballos, además de los de la Policía Municipal, acompañaron a Sus Majestades. La fantasía también permitió que ciervos, pájaros y hasta elefantes hinchables y articulados hiciesen volar la ilusión de los más pequeños. «Los caballos mecánicos son preciosos. Ojalá todos fueran así, porque se les nota agobiados», pedía Marina, de 14 años.

Los niños cazando al vuelo los caramelos - MAYA BALANYA

Además de homenajear el país de destino de cada Rey -Persia, Armenia y Etiopía-, el Consistorio quiso recordar a Leonardo Da Vinci con un carroza inspirada en «La divina proporción». En Cibeles, en primera fila, aguardaban a la comitiva el alcalde, José Luis Martínez-Almeida; la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y la delegada Levy. La cabalgata logró, incluso, que el portavoz socialista Pepu Hernández y el de Vox, Javier Ortega Smith, compartieran confidencias. Ni rastro, eso sí, de los representantes de Más Madrid. Un vistoso espectáculo pirotécnico puso el broche de oro en Cibeles y terminó de dejar boquiabiertos a todos los asistentes.

Fuente: Abc.es

Publicado por Alejandro Juncal Garcia

#memolamadrid

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
españa