Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

18/01/2019 - 20:43 - Madrid (España)

Los tonos de rojo que tienes que usar dependiendo de tu color de piel para parecer pelirroja natural

Sí, se puede si sabes en qué fijarte.

¿Qué tendrá el pelo rojo que nos flipa tanto? En tonos cobre, más dorados, naranjas o ya rojos intensos como el fuego, las pelirrojas tiene un algo especial que automáticamente las convierte en seres excepcionales con un punto incluso mágico. Tanto, que incluso en la Edad Media el pelo rojo era considerado un rasgo relacionado con una personalidad maligna ya que se asociaba el color rojo a las llamas del Infierno.

Pero ahora, muchas de nosotras seguimos mirando a este 1% de la población con envidia sana y queremos ser pelirrojas a toda costa. Aunque en un mundo en el que la variedad de tonos se mueve en un rasgo súper amplio, ¿cómo saber cuál es el que más te favorece?

“La clave para elegir el tono de cabello es hacer contraste con la piel o el color de los ojos”, nos explica Eduardo Sánchez, director del salón Maison Eduardo Sánchez. “Si el pelo se parece a la piel, los rasgos no se potenciarán y eso es algo que hay que evitar si queremos usar la coloración para enfatizar las facciones.”

Cuando tienes la piel oscura

¿Quién dijo que el pelirrojo solo te queda bien si tienes la piel blanca como la nieve? Esa regla que se aplica a los cuadros renacentistas se queda obsoleta cuando hablamos del siglo XXI. Así que, amiga si tienes la piel oscura y quieres llevar el pelo rojo, lánzate sin problemas. “A los fototipos de piel más morenos y medios les van muy bien los tonos rojizos aunque la única condición sería evitar las tonalidades claras dentro y elegir tonos más caoba, el rojo Borgoña o el cereza”, explica Eduardo.

Pero al final esta regla nos la podemos saltar si tenemos en cuenta el color de los ojos y, en este caso, los tenemos claros. “En una piel oscura con ojos claros, los tonos más oscuros crean contrastes muy interesantes, y en este caso, se podría jugar con rojizos algo más claros.”

Si tienes la piel clara

Se suele decir que si hay alguien a quien le quede bien el pelirrojo es a una chica de piel clara, pero no es oro todo lo que brilla y, como explica Eduardo, “el color de los ojos debe imperar.” Por ejemplo, si tenemos “los ojos azules o grises, favorecen especialmente los rojos venecianos”, es decir, los rojos con un fondo más oscuro que se ve que tiran a marrón.

Si se tienen los ojos verdes, pardos o marrones también puedes optar por un pelirrojo más claro pero siempre intentando “que no sean tonos fríos sino cálidos”, para crear un contraste con el color de los ojos.

Algo que también debes tener en cuenta si tienes un tono de piel medio. Como lo más seguro es que también varíe a lo largo del año, estando más morena en verano y más pálida en invierno, que el color de tus ojos se convierta en la referencia a seguir para elegir un pelirrojo u otro.

Cuidados extremos

Eso sí, desde el momento en el que empiezas a ser pelirroja, tu rutina de cuidado del cabello tiene que centrarse en dos pilares fundamentales: hidratar bien el pelo y mantener el color vivo.

Ten en cuenta que, como poco, vas a tener que retocar el color cada 4 semanas. Entre coloración y coloración, Eduardo nos propone “aplicar un champú de pigmentos después del champú habitual. Este producto lo que hace es reponer los pigmentos cálidos y los más rojos que este tono suele perder con rapidez”.

Además, “tras hacer el color no recomendamos hacer ningún tratamiento con calor porque éstos retiran los pigmentos y aceleran la pérdida de intensidad del tono”. Por lo que si eres adicta a las planchas tendrás que elegir entre un color divino o ese alisado recto como una tabla que sueles llevar.

¿Estás preparada para ser pelirroja?

Fuente: www.glamour.es

Publicado por: Andrea Lujano

#memolamadrid #megustamadrid #Madrid #revista #España #Noticias #Ocio #Salud #Belleza @revistamemolamadrid @memolamadridrev

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Estados Unidos