Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

16/12/2017 - 11:51 - Madrid (España)

Mascarilla de leche y avena para una piel perfecta

Si combinas tus productos de limpieza facial de uso habitual con la aplicación de una mascarilla de leche y avena una vez a la semana, tendrás la oportunidad de presumir de un rostro precioso sea cual sea tu tipo de cutis.

Además, podrás elaborar esta mascarilla casera en tu propio hogar empleando ingredientes que guardas en la despensa y que son perfectos para tener una piel perfecta.

Pero, ¿qué pasos se deben seguir a la hora de preparar una mascarilla de leche y avena en casa? En Trucos de belleza caseros te damos las claves para aprovechar los múltiples beneficios de este remedio natural.

Ingredientes

Una cucharada de leche

Una cucharadita de harina de avena

Una cucharadita de miel de flores (te recomendamos que utilices leche y miel orgánicas, ya que son más naturales y previenen la aparición de irritaciones en la piel. 

Pasos a seguir

  1. Coloca la miel, la leche y la harina de avena en el interior de una taza o de un bol.
  2. Remueve los tres ingredientes haciendo uso de una cuchara para poder mezclarlos y transformarlos en una pasta homogénea.
  3. Extiende esta mascarilla de leche casera sobre la piel limpia y seca realizando un suave masaje en círculos con las yemas de los dedos y sin cubrir el contorno de los ojos y los labios.
  4. Deja que el producto haga efecto durante unos 10 minutos.
  5. Pasado ese tiempo retira la mascarilla con agua templada, seca la cara con una toalla suave y aplica tu crema hidratante favorita.
  6. Si aplicas esta mascarilla de leche, avena y miel en el rostro una vez a la semana podrás arrastrar las células muertas gracias a la textura rugosa de la harina de avena, así como eliminar las impurezas y aportar una dosis extra de luminosidad a la piel.

Los beneficios de la leche para la piel

La leche contiene una amplia variedad de nutrientes que no solo son buenos para cuidar la salud, sino también para lucir una piel perfecta debido a que se trata de un ingrediente rico en:

  • Ácido láctico, que se ocupa de favorecer la regeneración de la piel y de eliminar las manchas.
  • Potasio, encargado de hidratar la piel sin engrasarla y de mantenerla tersa, suave, joven y elástica.
  • Calcio, un mineral que te ayudará a fortalecer los huesos si consumes productos lácteos a diario y que, además, nutre la piel en profundidad.
  • Vitamina D, esencial para estimular la producción natural de colágeno, retrasar la aparición de arrugas y prevenir la flacidez.
  • Vitaminas del grupo B, las cuales tienen como misión atenuar las cicatrices y marcas de acné, eliminar las manchas, homogeneizar el tono de la tez y estimular la regeneración celular.

Los beneficios de la miel para la piel

En la elaboración de esta mascarilla de leche también encontramos miel, un ingrediente natural producido por las abejas que tiene el poder de:

  • Ejercer una ligera acción exfoliante gracias a su textura granulosa fruto de su riqueza en azúcares naturales, lo que permite arrastrar las células muertas con facilidad, acabar con las impurezas y llenar el rostro de luminosidad.
  • Eliminar el acné, los granitos y los puntos negros al contener propiedades antisépticas, antibacterianas y antiinflamatorias.
  • Atenuar las manchas oscuras y las marcas de acné.
  • Combatir los radicales libres responsables del envejecimiento cutáneo, lo que te ayudará a presumir de una piel joven durante mucho tiempo.

No olvides que, si quieres que la mascarilla casera de leche, miel y avena que te hemos descrito a través de este post sea efectiva, será fundamental que la combines con una dieta sana y equilibrada, con la práctica frecuente de ejercicio físico y con la ausencia de estrés, alcohol y bebidas alcohólicas.

Las principales ventajas de esta mascarilla natural elaborada con leche, harina de avena y miel de flores son estas:

  • Prescinde por completo de las sustancias químicas, ya que tan solo incluye ingredientes naturales en su composición.
  • Se trata de un remedio que no resentirá tu bolsillo debido a que tan solo necesitarás una cucharadita de harina de avena y miel y una pequeña cantidad de leche para ponerlo en práctica.
  • Te dará la oportunidad de tener una piel perfecta al dejarla libre de manchas, granos, espinillas y pequeñas cicatrices.
  • Su preparación es práctica y sencilla.

Fuente:http:trucosdebellezacaseros.com

Escrito por Andrea Lujano

#memolamadrid #megustamadrid #Madrid #revista #España #noticias #Ocio #Belleza #Salud

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Estados Unidos