Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

08/12/2019 - 04:34 - Madrid (España)

Messi tumba al Atlético y el Barça mantiene el liderato

El argentino decidió en el Wanda con un gol en la recta final

El Barcelona recupera el liderato gracias a su primera victoria ante elAtlético de Madrid en el Wanda Metropolitano en un partido igualado y trepidante por la acción que se ha desarrollado en las áreas. Ter Stegen salvó al equipo azulgrana con dos intervenciones providenciales en la primera parte y Messi remató el trabajo con un gol en el minuto 83, cuando todo iba en dirección a un empate.

Consiguió sobrevivir, aunque muy desorientado, el equipo de Ernesto Valverde a la agresividad de los de Simeone en el primer acto. En la segunda parte el Atlético retrasó las líneas, el Barça ganó comodidad y firmó el triunfo después de varias amenazas. Fue un victoria peleada y sufrida que incorpora un alto valor anímico en el camino del Barcelona por encontrar la regularidad.

Griezmann supo mantener la cabeza fría en un escenario francamente desagradable

El recibimiento a Griezmann resultó tan hostil como apuntaban los pronósticos. Aficionados depositaron ratas de trapo y latas sobre la placa dedicada al jugador en el exterior del estadio y cuando fue mencionado su nombre por la megafonía la protesta fue generalizada. Las pitadas que recibía cada vez que entraba en contacto con el balón eran más intensas de las que dedicaron a Piqué cuando jugaba con la selección española.

Pero el francés supo mantener la cabeza fría en un escenario francamente desagradable. A la intensidad y dureza inicial del Atlético se agregaba la rapidez del césped producto de una lluvia persistente. No era la mejor noche para ir al fútbol, pero el Wanda Metropolitano presentó una entrada excelente y el ímpetu de sus jugadores era como una calefacción para la grada. Los de Simeone salieron a interpretar un concierto de rock duro frente a un Barcelona que durante muchos minutos no supo a qué quería jugar.

Griezmann trota bajo la lluvia en el Wanda (Manu Fernandez / AP)

El exceso de precauciones perjudicó de inició al equipo de un Ernesto Valverde que el sábado había prometido mucho. “El equipo que gane va a tener un subidón anímico importante y lo queremos tener nosotros”, dijo. “Es un partido en el que hay que jugársela”, remató. Ante la baja por sanción de Busquets, el técnico concedió el medio centro a Rakitic, con De Jong y Arthur en los interiores. El Atlético centró su plan en la desactivación del centro del campo azulgrana y eso le proporcionó sus mejores momentos.

Momentos que comenzaron con un rechace de Junior a centro de Hermoso que se estrelló en el palo derecho de Ter Stegen. Simeone descubrió un filón en la banda del sustituto de Jordi Alba, que incurrió en dos peligrosas faltas laterales y dejó desprotegida su zona de manera insensata. Así, Hermoso se encontrón más solo que un náufrago en el segundo palo, en un centro desde la izquierda de Joao Félix, y, cuando el Metropolitano cantaba el gol, el remate del central resultó abortado providencialmente por Ter Stegen con una pierna.

El Barcelona no encontraba herramientas para provocar grietas en el bloque granítico de que volvió a amenazar de firma muy seria mediante un intento ligeramente desviado de Herrera originado en una pérdida de Arthur en zona de máximo riesgo. Pintaba mal el partido para el Barça, que no encontraba soluciones por las alas, ni en los balones largos y el centro del campo carecía de creatividad.

Pero consiguió alargar un poquito las posesiones y presentar la segunda amenaza (la primera fue una llegada aislada que concluyó con un remate inofensivo de Raitic en el 26) con un disparo de Luis Suárez desde la frontal en el minuto 36. Paradójicamente, cuando los de Valverde habían dejado de vivir a límite de la catástrofe y equilibrado las fuerzas, en la recta final del primer acto planearon varios goles sobre el metropolitano.

Ter Stegen, imperial, volvió a salvar al Barcelona 

Ter Stegen, imperial volvió a salvar al Barcelona desbaratando un testarazo impecable de Morata en un córner. En la portería contraria, el larguero se alió con Oblak para repeler un remate de cabeza picado de Piqué también precedido de un saque de esquina. Había sobrevivido el Barcelona, en gran parte gracias a la inspiración del portero alemán, a una primera parte de gran ambición atlética.

En previsión de un posible crecimiento azulgrana, Simeone cambió su guión en la reanudación, retrasó las líneas y optó por el contragolpe. El Barcelona ganó en calidad de vida, y aunque fue sometido a algún despliegue rápido, fue forzando oportunidades de peligro.

Luis Suárez remató sobre la marcha una jugada de Sergi Roberto, Hermoso rechazó un zurdazo de Messi desde la frontal, Griezmann lanzó una volea desviada después de una penetración de Messi por el carril central en la que sobrevivió a groseros intentos de derribo de varios adversarios… Simeone reaccionó sustituyendo a Joao Félix por Vitolo, por lo que fue casi tan pitado como Griezmann, y Valverde quiso agitar el partido dando entrada a Vidal en el lugar de Arthur.

Deportividad entre Morata y Messi (Juanjo Martín / EFE)

Y en un acontecimiento de tal magnitud, Mateu Lahoz no quiso pasar desapercibido y reclamó su dosis de protagonismo exagerado con algunas decisiones más inverosímiles de lo que es normal. Eximió de la segunda amarilla a Piqué en una falta en la banda a Morata y a continuación quiso compensar perdonando la roja –o en cualquier caso la segunda amonestación- a Vitolo por una violenta entrada sobre Piqué. Tan agresiva, y gratuita, resultó la acción del atlético sobre el defensa que Piqué tuvo que dejar su puesto a Umtiti.

Daba la impresión de que Valverde no iba a poder derrotar por primera vez al Atlético en su feudo y de que Simeone seguiría sin ganar al Barça en una competición nacional, de que el empate de los dos precedentes en el Metropolitano estaba escrito. Entonces apareció la combinación entre Messi y Luis Suárez, después de una conducción de De Jong, y el remate inapelable del argentino. Ter Stegen había salvado al Barça y Messi hundió al Atlético.

Ficha técnica

Atlético de Madrid, 0 - FC Barcelona, 1

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Felipe, Hermoso, Saúl; Correa (Lemar, m. 73), Herrera (Lodi, m. 86), Thomas, Koke; Joao Félix (Vitolo, m. 66) y Morata.

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué (Umtiti, m. 82), Lenglet, Junior; De Jong, Rakitic, Arthur (Vidal, m. 73); Messi, Luis Suárez y Griezmann.

Gol: 0-1, m. 87: Messi.

Árbitro: Mateu Lahoz (C. Valenciano). Amonestó a los locales Thomas (m. 8), Correa (m. 22), Vitolo (m. 69) y Felipe (m. 73) y a los visitantes Júnior (m. 18), Piqué (m. 31), Rakitic (m. 52) y Lenglet (m. 65).

Incidencias: partido correspondiente a la decimoquinta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante unos 64.226 espectadores.

Fuente: La Vanguardia.com

Publicado por Alejandro Juncal Garcia

#memolamadrid

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
España