Síguenos en...

Síguenos en facebookSíguenos en twitterSíguenos en linkedinSíguenos en instagramSíguenos en google+

17/02/2020 - 04:16 - Madrid (España)

Pedro Sánchez da voz a Pablo Iglesias en la mesa de negociación con el Gobierno de Quim Torra

En el PSOE defienden su presencia para que asuma sin matices la posición socialista y sostienen que el pacto está funcionando mejor de lo esperado

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, formará parte de la delegación del Ejecutivo que se sentará a la mesa de negociación con el Gobierno de Cataluña. Él mismo confirmó ayer este extremo durante una entrevista en televisión. Una posibilidad que se estaba valorando en La Moncloa y que desde hace días diferentes fuentes del Ejecutivo aseguraban que no estaba descartada. La mesa se reunirá a finales de febrero. Se trata de la prebenda por el apoyo de ERC en la investidura de Pedro Sánchez

La presencia de Iglesias supone un golpe de efecto para él y su partido, pues, a pesar de que Unidas Podemos (UP) ha capitalizado medidas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, en las primeras semanas de funcionamiento del Gobierno se había evidenciado su falta de competencias y una agenda exigua. «El presidente de Gobierno me lo pidió y es mi obligación estar», reveló ayer Iglesias. En el PSOE se defiende su presencia por varias cuestiones. «Es vicepresidente, tiene que estar», zanja un importante dirigente socialista. Desde las filas socialistas aseguran que Iglesias «ha asumido» las posiciones del PSOE. «Es un Gobierno, no dos», insisten. 

Además, plantean en el entorno de Sánchez que la coalición «está funcionando mucho mejor de lo que pensábamos». Pero aparte de en términos constructivos, en las filas socialistas no se obvia el análisis más estratégico. Y se reconoce que creen que es mejor que participe de este órgano y se mimetice con la política gubernamental en esta cuestión «para que luego no pueda decir que no estaba».

 

PUBLICIDAD

 

Ads by Teads

Recetas diferentes

Las propuestas moradas para solucionar el conflicto independentista en Cataluña han sido punto de conflicto entre PSOE y UP. Fue incluso la disculpa y el «escollo» que esgrimió Sánchez para romper la primera negociación y para construir su relato de cara a la repetición electoral del 10 de noviembre. 

Los socialistas insisten en que Iglesias ha aceptado los planteamientos del PSOE en esta materia «y el respeto al marco constitucional». Insisten en que Iglesias cedió y renunció a imponer sus planteamientos en pro del acuerdo en noviembre. La presencia de Iglesias en la mesa, previo análisis del presidente del Gobierno, será consustancial a su lealtad al PSOE, o al menos, así lo defendió éste ayer en una entrevista en La Sexta. «La posición del Gobierno siempre será común; no hay dos gobiernos, hay dos partidos pero un solo Gobierno», aseveró. 

Preguntado por si el Gobierno central y el catalán abordarán el tema del referéndum de autodeterminación en los encuentros bilaterales, Iglesias se mostró abierto: «No tiene que haber ningún tema excluido a priori», señaló. Y es que el Gobierno se ha comprometido a que todas las partes puedan expresar su propuesta. Iglesias, no obstante, evitó abundar en su respuesta: «Mejor no convertir el debate en una suerte de presión desde los medios», expresó. «No quiero precondicionar los temas de los que tendremos que discutir en esa mesa desde un plató de televisión», añadió. UP llevó en sus programas para las elecciones de 2019 la propuesta de un referéndum pactado. Pero ahora Iglesias se sentará en el lado de la mesa que buscará convencer al independentismo con planteamientos alternativos. Todavía no se sabe cuáles, porque las cuestiones competenciales se sustanciarán en la comisión bilateral ordinaria. 

En el foro en el que los independentistas plantearán el referéndum y la amnistía, el Gobierno no está claro qué propondrá. El PSOE hasta ahora ha defendido la reforma constitucional y del estatuto de autonomía, así como el desarrollo vía Ley Orgánica de algunos aspectos que el Tribunal Constitucional apartó del Estatut. «Me voy a esforzar mucho y voy a tratar de ser útil a mi país, creo que hace falta diálogo, diálogo y diálogo», expresó Iglesias, por su parte, intentando evidenciar compromiso con Sánchez. Aseguró que «habrá que llegar a fórmulas que no satisfagan a todos». 

El resto de nombres de la mesa son todavía una incógnita. Y en el Gobierno rechazaron ayer en todos los frentes aportar más nombres «hasta que lo decida el presidente». Se da por hecho la presencia de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, pese a que ella evitó confirmarlo en un acto en Madrid. Según ha planteado el presidente, él quiere presidir la primera reunión, aunque Quim Torra quiere hacerlo en todas ellas. La no presencia de Calvo en la mesa entre Gobiernos dejaría el liderazgo de la misma a Iglesias cuando eventualmente no esté Sánchez. 

Los miembros de la mesa

En esa mesa estará casi con toda seguridad Salvador Illa, ministro de Sanidad, cuyo peso en el Ejecutivo va mucho más allá de esa cartera como secretario de Organización del PSC y miembro de la dirección del PSOE. No obstante, todos los posibles concernidos manifestaron cierta sorpresa tras conocer que la presencia de Iglesias había sido anunciada por el mismo en televisión. Pero no se atrevían a criticarlo porque por la mañana la vicesecretaria general Adriana Lastra ya había anticipado que le parecía bien la presencia de Iglesias y porque nadie les ha transmitido que la política de comunicación entre La Moncloa y la Vicepresidencia segunda no esté engrasada. 

Algunas voces han mirado también al ministro de Universidades, Manuel Castells, que permitiría a los comunes de Ada Colausingularizar todavía más su posición. Sus planteamientos son no obstantes en esta cuestión bien distintos de la línea marcada por Pedro Sánchez. También Iglesias, pero éste «es un político y sabe cuál es ahora su papel», en palabras de un dirigente importante del PSOE. No obstante, fuentes socialistas apuntan a que tampoco les extrañaría su inclusión porque «no es casual» que haya entrado en el Consejo de Ministros. Formalmente desde el Gobierno se evita valorarlo. 

Aunque Iglesias no quiso hablar más de la cuenta: «El resto de nombres de los representantes del Gobierno los anunciará Sánchez», señaló.Aunque, y nuevamente en línea con Sánchez descartó la figura del mediador: «Los dos Gobiernos podemos entendernos perfectamente, no está encima de la mesa ninguna figura de ese tipo».

Fuente: Abc.es/Gregoria Caro

Publicado por Alejandro Juncal Garcia

#memolamadrid

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
españa